≡ Menu

Prótesis implantosoportada

NORMAS Y CUIDADO DE UNA PROTESIS IMPLANTOSOPORTADA
QUE ES UNA PRÓTESIS IMPLANTOSOPORTADA
Una prótesis implantosoportada, es una estructura anclada en los implantes que le han colocado dentro de los huesos maxilares, con objeto de recuperar al máximo la función y la estética de sus dientes, teniendo en cuenta que según las diversas condiciones previas no siempre es posible alcanzar estos dos fines deforma absoluta. Para el éxito completo del tratamiento es imprescindible su colaboración cumpliendo las normas de higiene y cuidado de su prótesis.

PERIODO DE ADAPTACIÓN
Tras la colocación de la prótesis precisará de un periodo variable de tiempo para habituarse a la nueva situación. Se producirán síntomas leves de fácil recuperación.
Podrán notar lo siguiente:

— Sensación de presión. Se puede apreciar cuando se coloca por primera vez la prótesis sobre los implantes. Irá remitiendo espontáneamente.
— Dificultad para pronunciar determinados sonidos: Es aconsejable que lea en voz alta frente a un espejo y se escuche. De esta forma en poco tiempo adquirirá un habla clara y fluida.
— Sensación de ocupación o cuerpo extraño que desaparecerá sola debido a que la lengua y las mucosas se adaptarán al espacio de la nueva situación.
— Ligero y transitorio aumento de la cantidad de saliva. Mordisqueo de mejillas y de lengua.
— Es posible que note un ligero cambio en su apariencia y expresión derivado de su rehabilitación, en pocas semanas se acostumbrará a su nueva imagen.

RECOMENDACIONES SOBRE LA MASTICACION LOS PRIMEROS DIAS
Los dientes naturales time una gran capacidad de discriminar la fuerza que se ejerce con ellos, debido a que a su alrededor poseen unas estructuras formadas para este fin.
Dichas estructuras no existen en los implantes y, por lo tanto, es posible ejercer una fuerza masticatoria muy elevada sin que usted pueda controlarla bien.
Deberá empezar a masticar alimentos no demasiado duros, para ir acostumbrándose poco a poco a la nueva sensación.

RECOMENDACIONES DE HIGIENE
El éxito y la duración del tratamiento dependerá de que usted cumpla con unas normas de higiene específicas para su prótesis que en un principio pueden parecer algo complicadas, pero que con el tiempo llegarán a ser un hábito fácil de llevar a cabo.

Deberá tener en cuenta que su prótesis consta de Prótesis propiamente dicha y de Pilares.

La prótesis la limpiará mediante cepillos dentales convencionales, por la parte que se ve,de la misma forma que limpia sus dientes. El lado que no se ve, el que da a la encía, podrá limpiarse con una gasa o con seda dental especial.

Los pilares son muy importantes. La unión del pilar con la encía ha de limpiarse siempre, pues es aquí dónde se produce un mayor acúmulo de bacterias y de restos alimenticios. Para ello existen cepillos especiales, llamados interproximales, que son de grosor variable. También son muy recomendables los irrigadores dentales para eliminar los restos que no han podido quitarse mediante el cepillado.

Las pastas dentales serán sin flúor, y se recomienda el uso de colutorios o geles de clorhexidina al 0,2%.

FRECUENCIA DE REVISIONES
Es fundamental que cumpla con el programa de citas de revisión que le ponga su dentista. en las que se le harán una serie de comprobaciones que tienen por objeto observar el funcionamiento correcto de su prótesis y el estado de los tejidos bucales. Se llevarán a cabo con la frecuencia siguiente:

— A la semana de haber sido colocada su prótesis.
— Al mes.
— A los tres meses.

Durante el primer año, se recomienda que la frecuencia de visitas sea cada tres meses, mientras que a partir de entonces se harán cada seis meses.

PROBLEMAS DE URGENCIAS
En este tipo de prótesis se pueden dar los siguientes problemas:

— Inflamación de la encía que rodea a los implantes.

— Dolor.